El cuarto de Rubén Sánchez Féliz: Un acercamiento a sus premios en cuento y novela Letras de Ultramar 2012

IMG_20140118_145155 A Rubén lo conocí en un taller que impartió en la pasada Feria del Libro y lo primero es que gracias a él conocí la “Emma Sunz” de Borges. Una buena primera impresión. Estaba apenas estrenando sus premios de Ultramar en cuento y novela, lo que me hizo adquirir ambas obras. Entre mi desorganización y todas las cosas pendientes por leer, terminé iniciando sus textos a finales de diciembre y es el primer logro de este 2014.

Un Cuarto Lleno de Anguilas

Su novela, al igual que los cuentos, los devoré en apenas cuatro días. Adentrarse a su universo fue fácil gracias a su prosa ágil e intrigante. De los detalles que más disfrute del texto fue su referencialidad. Habiendo tantas cosas por aprender, es genial toparse con textos que además de contarte una historia, en el camino te van dejando avisos, pistas de lo que no conoces y al final uno como lector termina con dos productos que ponen a trabajar el intelecto. Vale la pena leer un autor que se convierte en un puente entre tú y el conocimiento, hecho que también denota un proceso de creación consciente que fue más allá de la simple catarsis literaria.

Con “Un cuarto lleno de anguilas”, Sánchez Feliz logra mantener a uno en expectativa con respecto a lo que ocurre en el texto. Fruto del uso del dato escondido, aparecen a través de la historia detalles inconclusos que, si uno quiere sentirse en paz, debe imaginarles un sentido, un trasfondo o avanzar atento para buscar esa “pieza” que falta. Detalles como el rompecabezas del Tío Raúl, las lagunas que posee Guillermo en relación a su padre y su historia, y el mismo hecho que le da nombre a la novela, el misterio del cuarto de las anguilas de Alan.

Un detalle con el que me quedo de la historia es la relación amorosa que tiene Guillermo, el protagonista, con Amanda y Kelly. Esas dos las coloco por encima de las otras que se desarrollan en el texto, reconociendo la fortaleza y definición que las caracteriza a todas. Aun siendo de la misma índole, las relaciones con Amanda y Kelly no pueden ser mas disimiles. La de Guillermo con la primera, fortuita, sutil y que cae por su propio peso pudimos ver cómo hizo mella en su corazón. Con respecto a Kelly, encuentros intensos, oníricos y confusos que, a partir de las directrices del autor, provocaban en la mente propia imágenes que iban y venían de lo real a lo irreal a cada línea leída.

“Sé que todo en la vida tiene un principio y un final, pero hay finales que te vuelven una porquería.” Tomo esa frase como excusa para fortalecer el cierre de mi comentario respecto a la novela diciendo que eso mismo ocurrió con el final de la misma. Fuera o no la intención del autor, el final de la historia me dejó hecha un garabato, con sed de entender; lo recuerdo y sigo confusa. Sé que releeré esta obra para ver cómo varía mi mirada del mismo luego de hacer mías las referencias que hay por todo el texto y ver si puedo adivinar si las anguilas están en el cuarto de Alan o no.

Ya nada será como antes

La lectura de este libro conformado por diez textos breves vino a ser en mí la reafirmación del espacio o ambiente en el que me había metido la novela. Sin importar cuál sea la composición de los personajes, una constante en ellos es la inquietud que viene a ser como el escalón anterior a la desesperación, todo esto ocurriendo en un contexto marcado por el tedio o la pesadez.

Los cuentos en su mayoría tienen alguna relación con el ambiente intelectual y artístico. La historia de un lector de Albert Camus da inicio al conjunto de relatos para darle paso a  estudiantes, profesores e investigadores que hacen del conocimiento su espacio vital.

Un detalle que llamó mi atención acerca de los personajes masculinos y femeninos de Rubén es el aparente hastío de los primeros y lo conflictivas que pueden llegar a ser las segundas. La mujer, aunque desde una perspectiva antagónica o conflictiva, desempeña acciones intensas y hasta frenéticas cuando son las que dirigen la historia. Es el caso de Brigitte en “Un juego inofensivo”, personaje que desde el inicio representa un enigma, que evoluciona y llega al desequilibrio por una relación amorosa que intenta ocultar en la tercera persona y que acaba en el asesinato de Zuleta.  

En las historias que giran en torno a una mujer como protagonista, la constante es la tensión, la intranquilidad como ocurre en “Un maldito error”, “¿Por qué no te quedas?”, “El acoso”, por mencionar algunas.

En el caso de los personajes masculinos, sean protagonistas o no, todos parecen haberse entregado al pesimismo por decisión propia, así como a una inconformidad latente que no los arrebata del letargo. Con relación a esto cabe destacar el protagonista de “El derrame”, Peter del cuento “A esta hora todos duermen”, entre otros.

Los sueños en la narrativa de Rubén Sánchez Feliz son construcciones dignas de recordar. De “Un cuarto lleno de anguilas”, rescato las imágenes que se suceden en la mente de Guillermo con Kelly y las mantis religiosas.  Son igual de desconcertantes en el sueño del taxista en “El derrame” y su hermano decapitando ratas en el centro de la cocina.  Ambos episodios hacen del imaginario del autor un espacio al que uno se adentra para mancharse con el desconcierto, horror y la ausencia de paz de los personajes.

Finalmente, creo que los objetos cumplen funciones esenciales en los textos de Rubén. Además de la historia que se nos cuenta, hay una que se añade en los libros, un teléfono que suena, los cuadros que llaman la atención de los personajes, un libro por terminar, una ventana encendida que sale del cuento y se quedan ahí recordándonos que al terminar un texto inicia el papel que se nos ha designado en cada una de las historias. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: